¿Será este el cepillo de dientes del futuro?

Publicada en Publicada en Actualidad, Tecnología

Toothbrush-by-Default 1

Sin duda uno de los objetos que más usamos a diario es el cepillo de dientes. Sin embargo, parece que también es una de las cosas que menos han cambiado a lo largo de los años.

Con esto mente fue que el diseñador Simon Enever decidió fundar en Nueva York la compañía byDEFAULT, cuyo objetivo es el rediseñar artículos comunes y corrientes. Y es que luego de una visita al dentista, Enever se dio cuenta que los cepillos de dientes eran “feos y torpes”, por lo que decidió que el primer gran proyecto de su empresa sería reinventar estos instrumentos de higiene.

La idea era la de crear un producto atractivo, fácil de usar y que fuera más eficiente que los cepillos actuales; en otras palabras, algo que funcione más como un dispositivo que como un simple artículo de baño.

Toothbrush-by-Default 2

 

Es por ello que el cepillo de Enever y compañía parece más una especie de plataforma modular que un producto semi-desechable. El instrumento tiene un diseño estilizado  y está construido en base a varias partes: un cabezal desmontable, cuerpo de plástico, mango personalizable, y un motor interno.

La propuesta de byDEFAULT es que el usuario pueda elegir las características de su cepillo, desde si se trata de un modelo normal o eléctrico, hasta el material y diseño con el está fabricado. Incluso existe la posibilidad de poder tener un mango hecho a la medida, gracias a la tecnología impresión 3D.

Toothbrush-by-Default 3

Por ahora la compañía se encuentra buscando recursos a través de Indiegogo, donde esperan recaudar 60 mil dólares para comenzar con la producción. Luego los cepillos podrán adquirirse en varias versiones que van desde los 19 dólares hasta los 119, además de poder adquirir una suscripción en la que se recibirán repuestos del cabezal cada mes.

Quizás aún estemos lejos de que estos costosos cepillos de dientes futuristas reemplacen a los que ya tenemos en el baño, sin embargo, la idea de un artículo más duradero y atractivo no suena nada mal, sobre todo si se piensa a largo plazo.