Una rueda para no cansarse al montar bicicleta

Publicada en Publicada en Deportes, Tecnología

La Rueda de Copenhague

El dispositivo fue diseñado por técnicos del MIT y aprovecha la energía generada por el mismo usuario.

Como todos sabemos la bicicleta es uno de los medios de transporte más utilizados y sin duda el más ecológico, pero, el esfuerzo físico necesario para su uso no atrae a muchos.

Eso ya no es excusa ya que, los expertos del Senseable City Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) crearon un dispositivo para optimizar la energía al momento de pedalear.

La Rueda de Copenhague es el nombre que le  dieron a su creación. ¿De qué se trata? Es una especie de plato que se adapta a la rueda trasera de una bicicleta convencional.

El dispositivo tiene una serie de mecanismos que permite acumular la energía que se disipa cuando el usuario pedalea y frena, para almacenarla hasta que se necesite. De esa manera, tramos complicados como las subidas dejarán de serlo.

Además, el dispositivo se puede controlar con un smartphone. Con el móvil se podrá asegurar la bicicleta, hacer los cambios de velocidad y seleccionar cuánta ayuda se quiere recibir del pequeño motor.

La rueda cuenta, también, con un sensor que registra los niveles de esfuerzo realizado y la información de los alrededores, como las condiciones del tránsito, emisiones de CO2, ruido, temperatura del ambiente. Conocer esos datos puede servir para planificar rutas más saludables.