Detrás de cámaras de 47 Ronin subtitulado en español

Publicada en Publicada en Cine

Después de que un caudillo traicionero mate a su señor y les destierre, 47 intrépidos samuráis juran vengarse y recobrar el honor. Obligados a abandonar su hogar y a recorrer nuevas tierras, la banda formada por 47 “ronin” no tiene más remedio que pedir ayuda a Kai (Keanu Reeves), un mestizo al que rechazaron anteriormente, para adentrarse en un mundo poblado de bestias míticas, brujas mutantes y terrores sin nombre.

El paria al que antaño despreciaron se convertirá en su arma más letal y acabará transformándose en el héroe que inspirará a la banda de rebeldes a hacerse con la eternidad.

Basada en un relato épico que se ha convertido en una de las leyendas más imperecederas de Japón, la extraordinaria historia tiene sus orígenes en el siglo XVIII, cuando 47 samuráis decidieron vengar la inesperada muerte de su señor.

En esta innovadora versión de la fascinante leyenda, que ha tenido numerosas interpretaciones a través de los siglos, la heroicidad y sacrificio de los ronin renace para una nueva generación.

NOTAS DE PRODUCCIÓN

Un escogido reparto de estrellas japonesas de fama internacional se une a Keanu Reeves en la aventura de acción 3D. Hiroyuki Sanada es Oishi, el indiscutible líder de los samuráis; Tadanobu Asano es el señor Kira, el malvado traidor que no se detendrá ante nada con tal de destruir a sus enemigos; Rinko Kikuchi, nominada por la Academia de Hollywood, es la Bruja, una sirena capaz de cambiar de forma y deseosa de ejecutar todas las peticiones de Kira en su afán de poder, y Ko Shibasaki es Mika, la hija del señor asesinado y el amor imposible de Kai.

En 47 Ronin. La leyenda del samurái, el director Carl Rinsch lleva a la pantalla asombrosos paisajes y tremendas batallas para contar una historia atemporal como nunca se había hecho antes.

HACERSE CON LA ETERNIDAD: EL REGRESO DE LOS RONIN

Cuando el director Carl Rinsch leyó el tratamiento, reconoce que le intrigó el amor atemporal, los complejos decorados y las criaturas fantásticas que aparecían delante de un telón de fondo totalmente histórico. “Conocía un poco la historia de los ronin y el relato tradicional, pero era una versión creativa del cuento”, dice el cineasta. Después de reunirse con Universal, Carl Rinsch no dudó de que era el proyecto con el que deseaba debutar detrás de la cámara.

En opinión de la productora Pamela Abdy, el guión ofrecía el relato de un mundo salvaje y de un hombre capaz de sacrificarlo todo para salvar a ese mundo. “Los temas que aparecen en la historia, honor, venganza y amor, son universales”, explica. “Es fácil sentirnos próximos a los personajes y a sus emociones, sus deseos, sus sufrimientos. El héroe nos lleva a un mundo de fantasía lleno de aventuras, pero realmente la película gira alrededor del eterno deseo del ser humano de enderezar la injusticia”.

Los productores y el director no solo querían realizar una película capaz de entretener al público, también deseaban homenajear la historia de Japón. La leyenda de los 47 ronin es muy conocida en Japón; es más, los bancos y los colegios cierran una vez al año para honrar a esos hombres que entregaron su vida por el país. La historia pasa de generación en generación, y la tradición no sólo permite, sino que anima a que se cuente la historia mediante relatos creativos conocidos como chushingura. Estos deben mantener la historia básica, pero pueden embellecerla.

Hablando de esta antigua tradición, Carl Rinsch dice: “El chushingura vuelve a contar los acontecimientos históricos de los 47 ronin. Nuestro objetivo era mantener y respetar los rasgos y emociones fundamentales de la verdadera historia, pero contándola desde una perspectiva que la hiciera relevante para el público actual. Los espectadores de todo el planeta comparten el mismo idioma, la lengua de la fantasía, de la ciencia-ficción y de los superhéroes. Mi idea era hacer un chushingura con alcance internacional siguiendo las últimas tendencias de Hollywood”.