Comer despacio realmente funciona para adelgazar

Publicada en Publicada en Salud

Portrait of a teenage girl (15-17) eating an apple

Todos conocen el dicho que “comer más lento ayuda a adelgazar”, y ciertamente, tal expresión no se trata de un mito, ni mucho menos; sino de una acción que tiene sus fundamentos en base a estudios realizados en los últimos años.

Dichos estudios comienzan a partir de analizar el comportamiento de dos grupos de personas, el primero conformado con individuos que mostraban sobrepeso u obesidad, mientras que las personas del otro, mantenían un peso más acorde a lo ideal.

Al primer grupo se les solicitó que consumieran sus alimentos imaginando que tenían pendientes por realizar y por lo tanto disponían de poco tiempo, haciéndoles ingerir bocados más grandes y sin pausas. Al segundo grupo, por el contrario, se les pidió que comieran imaginando tener un tiempo mucho más prolongando, permitiéndoles hacer más pausas, dejando los cubiertos sobre la mesa entre cada bocado, masticando con mayor número de repeticiones, etc.

Al final del estudio, los resultados mostraron que cuando se come a menor velocidad, se bebe más agua y por lo tanto, la reducción de calorías es mucho menor. Eso sí, entre las observaciones se destacó que dicha reducción fue presentada en menor porcentaje en las personas que padecían de obesidad o sobrepeso, posiblemente porque tenía un mayor nivel de autoconsciencia al comer, por el simple hecho de pertenecer al estudio.

Cuando se come más lento, se toma tiene más en cuenta lo que se ingiere, por lo que la sensación de saciedad aumenta, incluso horas después de la ingesta, permitiendo que el tiempo entre comidas sea mayor y gracias a ello, se logren evitar el consumo de alimentos chatarra por las tardes.

Así que ya lo sabes, recuerda comer más lento, masticar con mayor frecuencia cada bocado y por supuesto, beber más agua y esto te ayudara a adelgazar.